Blaze Bayley habló con Metal Talk de un momento muy difícil por el que tuvo que pasar Iron Maiden, donde además, recordó cómo fue hacer una presentación en Seattle 'la ciudad del grunge'.

Iron Maiden
Iron Maiden | Fuente: Difusión

Iron Maiden, la famosa banda de heavy Metal británica fundada en 1975 aún da mucho de qué hablar, en cada entrevista sus integrantes dicen cosas que dejan a los fans cada vez más sorprendidos. El grupo inglés ha sido profundamente famoso a pesar de haber sido renegados por los medios de comunicación tradicionales, como la radio y la televisión, pese a eso, tienen más de 100 millones de álbumes vendidos.

Blaze Bayley
Blaze Bayley | Fuente: Difusión

Desde sus inicios han sido varios los músicos que entraron y salieron del grupo, uno de ellos es Blaze Bayley, quien fue vocalista de la banda durante cinco años, desde 1994 a 1999. Hace poco dio una entrevista a Metal Talk en la que mencionó cómo fue cantar en Seattle, una ciudad en la que principalmente se escuchaba grunge y también lo que decía la prensa sobre ellos.

Blaze Bayley recuerda cómo fueron los días en los que perteneció a una gran banda de heavy metal

 

En medio de la conversación, fue el mismo Blaze Bayley el que sacó a la luz los años en los que formó parte de Iron Maiden, un momento en el que la agrupación se encontraba en el centro de la tormenta y para bien o para mal todo el mundo hablaba de ella.

 

"En el Reino Unido, la prensa británica decía: 'Iron Maiden es un dinosaurio. No durarán otro álbum'. Eso es todo, para ellos ya se había acabado. Y sacaron los cuchillos y apuñalaron a Maiden por la espalda lo mejor que pudieron", fueron las palabras de Blaze Bayley con respecto a lo que se decía en las radios y programas de televisión en los noventa. Añadiendo que antes de que saliera el álbum The X Factor, ya estaban hablando de lo malo que era.

 

Blaze Bayley recuerda lo feo que fue cantar en Seattle

 

La ciudad de Seattle es considerada la meca del grunge, por lo que resultaba un verdadero reto cantar ahí en esa época; Blaze Bayley rememora cómo fue hacer aquel show: "Tocamos en Seattle en el apogeo del grunge, y la audiencia estaba divida, visiblemente, entre los verdaderos fanáticos del metal, que eran las primeras cinco o diez filas (...) y la parte de atrás donde estaban los de 'he venido a ver el último concierto de este dinosaurio'...".