A inicios de octubre, Johnny Rotten, recordado vocalista de la banda punk Sex Pistols afirmaba que "Green Day era un vergüenza". Sus palabras - para algunos innecesarias - encendieron una discusión. En esta columna, Mauricio Martínez hace su análisis. 

Green Day es una vergüenza y otras ideas viscerales
Green Day es una vergüenza y otras ideas viscerales

Por: Mauricio Martínez Muñiz

La pasión es una emoción muy poderosa, una suerte de combustible que puede llevar tus sentimientos a niveles nunca antes conocidos. Hoy vamos a navegar en los caudales de la vehemencia y trataremos de descifrar lo que realmente es honesto frente a los ardores edulcorados de la cultura pop.

Hace algunos días me encontré con las declaraciones de Johnny Rotten, emblemático vocalista de la leyenda punk Sex Pistols, en donde tocaba el tema Green Day de forma despectiva: “Son una vergüenza, de verdad. ¿Cuántas bandas hay ahora como Green Day? Los miro y me río. Son una versión turgente de algo que en realidad no les pertenece”, afirmaba.

Johnny Rotten: Conocido por ser el vocalista de la banda punk Sex Pistols
Johnny Rotten: Conocido por ser el vocalista de la banda punk Sex Pistols

Siempre admiré la honestidad brutal como un arma contundente en una selva de cemento llena de diplomacia hipócrita y frases que le hacen homenaje a la función fática del lenguaje. Para Rotten esta ferocidad ha sido su principal forma de comunicación, y para irnos entendiendo, aquí su opinión sobre Bono Vox, vocalista de U2: “Cada vez que veo a Bono con gafas de moscas grandes y pantalones ajustados de cuero, no lo puedo tolerar. No puedo ver cómo soluciona los problemas del mundo. Él está aplastando sus testículos en pantalones ajustados por la paz mundial”.

Su único disco de estudio,
Su único disco de estudio, "Never Mind the Bollock, Here's the Sex Pistols", fue estrenado en 1977. Logró ser primer lugar en el Reino Unido

Conforme avancé en mi investigación sobre la forma de pensar del artista punk, me encontré con que su discurso ¨anti¨ lo llevó a convertirse en quien es, el mentor de un movimiento con un solo talento: hacer ruido.

Estos son sólo un par de ejemplos de cómo un individuo desprovisto de una habilidad desequilibrante como músico, que consiguió el sitial que posee a punta de controversia, acompañada de una rebeldía que fue necesaria en un contexto determinado, pero que luego, ahora que las aguas se han calmado, suena anacrónico y descontinuado.

Retumba como un berrinche de un punk decadente necesitado de atención, quitándole credibilidad a otros de sus pensamientos que sacudieron mi mente como: “Quería hacer cosas nuevas y diferentes, que es, en mi opinión, de lo que trata el punk: hazlo tú mismo, lo que significa ser fiel a ti mismo”, o, “Cada vez que alguien dice que algo es sagrado y no debe ser tocado, quiero tocarlo”, y también “Es un emblema del perdedor, porque los nazis perdieron la guerra. Es ridículo sugerir que estamos involucrados con los fascistas. Todos mis mejores amigos son de color negro, gays, irlandeses o criminales” (Al ser consultado por el uso de esvásticas en pleno show).

Green Day (1994)
Green Day (1994)

Entonces, después de lo anteriormente expuesto, es importante entender que todo movimiento contracultural y/o artístico surge en un determinado contexto que sirve de gatillador que lo enciende y lo potencia. Estas tendencias con el paso del tiempo se pueden convertir en formas de expresión constantes, generando estilos y formas que son usadas por las nuevas generaciones que tienen que ser respetadas así como alentadas a seguir investigando y navegando dentro de dicha corriente y no ser insultadas por nada más y nada menos que su creador, que en su pequeñez, se ve superado por quien tiene más talento. Para muestra un botón: Sex pistols sólo editó un disco de estudio ¨Never Mind the Bollocks, Here's the Sex Pistols¨ de 1977, Green Day a la fecha tiene en su haber:

1991 1,039/Smoothed Out Slappy Hours
1994 Dookie
1995 Insomniac
1997 Nimrod
2000 Warning
2002 Shenanigans
2004 American Idiot
2009 21st Century Breakdown
2012 ¡Uno!
2012 ¡Dos!
2012 ¡Tré!
2016 Revolution Radio

¡Cuidemos y consideremos a los chicos porque van a ser grandes!