El acto se encontraba en la cima de su carrera, cuando fue protagonista de uno de los hechos más polémicos de Hollywood en los 90

Hugh Grant
El escándalo sexual de Hugh Grant con una prostituta

Hugh Grant fue el rey de las comedias románticas británicas. El actor, que actualmente tiene 58 años, ha protagonizado los filmes más exitosos de este género. Entre estos se encuentran: “Sentido y sensibilidad”, “Nothing Hill”, “El diario de Bridget Jones”, “Realmente Amor” y “Letra y música”.

Como es clásico en las grandes estrellas de Hollywood, la vida de este actor no estuvo alejada de los escándalos. Resaltando uno en particular que marcaría su carrera.

Era un 27 de junio de 1995, cuando Hugh Grant salió a dar un paso por la avenida Boulevard Subset en Los Ángeles, California. Grant se encontraba en su BMW blanco, cuando decidió subir a una prostituta a la que conocían como Divine Brown.

La mujer le cobraba 100 dólares si ambos subían a la habitación, sin embargo él quiso hacer todo en el auto por 70 dólares. Brown empezó a practicarle sexo oral al actor, cuando los movimientos del vehículo llamaron la atención de dos policías.

Imagen de la detencion de Hugh Grant y Divine Brown
Imagen de la detencion de Hugh Grant y Divine Brown

El actor fue arrestado por falta a la moral y, casi inmediatamente, los paparazis ya se encontraban afuera de la carceleta y, como no podía ser de otra manera, crearon diferentes historias sobre este peculiar hecho.

Tras lo sucedido, la imagen de Grant cambiaría por completo antes los ojos de los medios, que hasta ese momento lo veían como un joven aún ingenuo. “Supongo que el contraste entre el personaje que interpreté en ‘Cuatro bodas y un funeral’ con el que fue protagonista de este hecho fue un contraste muy fuerte”, comentó posteriormente.

Hugh Grant y Elizabeth Hurley
Hugh Grant y Elizabeth Hurley

Grant, que en ese año promocionaba la película “Nueve meses”, pidió disculpas por el hecho en diferentes programas de televisión con el objetivo de limpiar su imagen. Acto que funcionó muy bien, pues continuó en su carrera.

Incluso su entonces novia, Elizabeth Hurley logró perdonarlo y lo acompañó a las alfombras rojas de su película. Se dice que tras este incidente, ella solo le exigió una prueba de VIH para retomar la relación.