Jada Pinkett abrió su corazón y se destapó sobre fuerte pasaje sobre su vida, donde era adicta a la pornografía.

Jada Pinkett revela adicción a la pornografía y se arrepiente
Jada Pinkett revela adicción a la pornografía y se arrepiente | Fuente: DIFUSION

Jada Pinkett confesó que cuando era joven tenía una relación obsesiva con la pornografía y que perjudicó mucho su vida llegando a necesitar de la rehabilitación. 

Jada Pinkett confiesa que era 'adicta al porno'

Durante la emisión de Red Table Talk, Jada Pinkett comentó que en sus primeros años de matrimonio con Will Smith, Jada indicó que era adicta al sexo desenfrenado, ocasionando en ella una forma poco sana de relacionarse sentimentalmente, como solución a ello quiso practicar la abstinencia, que desencadenó en una adicción peor, consumir pornografía.

“Era poco saludable lo que hacía, tenía una relación con la pornografía que no me hacía bien, he llegado a consumirla cinco veces al día” indicaba la actual esposa de Will Smith, quien puso en alerta a sus seguidores sobre las adicciones al sexo y consumo de imágenes pornográficas.

“Quería practicar la abstinencia, y eso me condujo a establecer una relación poco sana con lo que miraba, me sentía vacía” concluía Jada. Hoy en día se siente rehabilitada y por ello hablaba sin tapujos sobre este tema, que aunque para algunas personas es tabú, se trata de un problema muy presente en la vida adulta.

 

 

Jada Pinkett revela adicción a la pornografía y se arrepiente
Jada Pinkett revela adicción a la pornografía y se arrepiente | Fuente: DIFUSION

Jada Pinkett asegura que nunca quiso casarse con Will Smith

Jada reveló que nunca quiso casarse con Will Smith, si no que se trataría de exigencias de su madre, quien la presionó para contraer matrimonio con el artista.

Como muchas mujeres, Jada fue forzada a casarse ya que había quedado embarazada “Estaba bajo mucha presión, siendo una joven actriz y estando embarazada. No sabía qué hacer, pero lo único que sabía era que nunca quería estar casada

También comento que su embarazo no había sido deseado y que lloró toda la noche cuando se enteró de la noticia, sabía que iba a cambiar toda su vida “fui llorando por el maldito pasillo. Lloré todo el camino”.