El cantante se enredó con los cables del escenario y cayó al suelo, pero superó el momento y se levantó alegremente.


El cantante Paul McCartney atravesó un momento bochornoso la noche del domingo en el estadio Morumbí de Sao Paulo, cuando tropezó cayendo aparatosamente sobre el escenario.

El ex Beatle se despedía de su público tras ofrecer un extraordinario concierto de tres horas ante 64 mil personas, cuando se enredó con los cables y cayó al suelo, parándose inmediatamente.

La actitud del cantante sorprendió a más de uno, pues ágilmente se repuso del tropezón y continuó corriendo con una sonrisa en el rostro, mientras las cámaras captaban el momento.

McCartney pasó por Brasil como parte de su gira ‘Up and Coming’ y regaló un viaje por sus mejores éxitos como ‘Something’, ‘Hey Jude’ y ‘Yesterday’.