El disco es considerado una de las obras maestras del metal.

Para los metaleros es un disco esencial, ya pasó un cuarto de siglo y el tercer álbum de Metallica no pierde vigencia. Ha sido incluido en “Los 100 mejores discos” de Time, en el libro “1001 álbumes que tienes que escuchar antes de morir” y muchos reconocimientos más.

“Master of Puppets” logró conectar a Metallica con audiencias no tan ligadas al mundo del heavy metal, “The Black Album” los hizo populares mundialmente cinco años después. Aunque recibió poca o ninguna radiodifusión, llegó al Top 30 de Billboard y dejó una canción insignia de los conciertos de la banda de trash metal, la homónima “Master of Puppets”.

Lamentablemente, este es el último álbum en el que interviene el bajista Cliff Burton, quien murió en un accidente en la gira promocional.