La vivienda de la infancia de John Lennon fue adquirida por teléfono por un comprador estadounidense.

La inmobiliaria Entwistle Green, que esperaba venderla por entre 150.000 y 250.000 libras (de 177.000 a 297.000 euros; de 244.000 a 409.000 dólares) logró obtener en la subasta en The Cavern, el club de Liverpool donde los Beatles ofrecieron sus primeros conciertos el monto de US$786.000.

"Aunque la propiedad necesita ser modernizada, mantiene algunos rasgos originales que estoy seguro de que el nuevo dueño querrá conservar", dijo el director regional de la empresa, Stephen Giddins.