La obra maestra de Coppola cumple 46 años

El Padrino
El Padrino

Han pasado 46 años desde que las salas de cine vieron por primera vez una de las películas más aclamadas de la historia: El Padrino.

La creación de Francis Ford Coppola inspirada en la novela de Mario Puzo, es considerada la segunda mejor película de la historia – detrás de Ciudadano Kane- y solo en su primer fin de semana de estreno recaudó 30 millones de dólares.

Aunque en la pantalla se ve una gran producción, muchas cosas ocurrieron detrás de escenas. Aquí te decimos algunas:

1. Sergio Leone iba a tomar la dirección de esta película, pero dejó la oportunidad para tomar el mando de “Érase una vez en América”.

2. En “El Padrino” jamás se mencionan las palabras ‘mafia’ y ‘cosa nostra’, a pedido del jefe de la mafia Joseph Colombo Sr, quien presionó para que no se realizara la filmación y amenazó a todo el equipo previamente hasta que se llegó a este acuerdo.

3. El personaje de Johnny Fontane, ahijado de don Vito, está inspirado en Frank Sinatra. Se cuenta que el cantante se molestó tanto que tuvo un altercado con el guionista, Mario Puzo, en un restaurante.

4. Orson Welles se ofreció para hacer el papel de Don Vito, incluso dijo que iba a bajar de peso para el personaje, pero el estudio ya había contratado a Marlon Brando.

5. Algunos planos del filme los grabó George Lucas, amigo cercano y compañero de estudios de Francis Ford Coppola.

George Lucas y Francis Ford Coppola
George Lucas y Francis Ford Coppola

6. La escena en la que muere Sonny Corleone está inspirada en el final de “Bonnie & Clyde” y costó 100 mil dólares.

7. Las secuelas no existían en Hollywood hasta que se lanzó “El Padrino II”.

8. Las escenas de Cuba se rodaron en República Dominicana, ya que en ese año – 1972 -  no se permitía grabar en ese país.

9. En la historia de los Oscar solo dos secuelas han ganado una estatuilla: El Padrino II y El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey.

10. Coppola estuvo cinco veces a punto de ser despedido. Algunas de las razones fueron el haberle dado el papel a Marlon Brando, el retraso de las grabaciones y cuando insistió que la película debía de durar más de tres horas.