El anfitrión derrotó a su rival por tres tantos a uno.

AFP

La fiesta se inició. Brasil y Croacia rompieron fuegos en el primer choque del Mundial Brasil 2014, partido que se jugó en el Estadio Arena Corinthians de Sao Paulo y que lo ganó el cuadro local 3 a 1.

Desde el inicio se notó que Croacia preferiría defenderse para desde su solidez pensar en contraatacar con los buenos volantes, y el plan le salió a la perfección en el inicio. Tan solo a los 10 minutos, en un buen contragolpe, Jelavic no pudo definir pero Marcelo al no poder sacar el balón la metió en su propio arco; de esta manera se marcaba el 0-1.

Brasil seguía intentando con la posesión del balón hacer daño pero el bloque defensivo de Croacia era muy sólido. Neymar tuvo que aparecer y a pesar de un remate medio mordido a los 28 minutos pudo igualar el marcador.

En el segundo tiempo, si bien es cierto Brasil tampoco dominó totalmente las acciones, esperó a que aparezcan los cracks, aunque se vio ayudado por el árbitro Nishimura.

En el minuto 68, Fred se inventa un penal y el juez lo cobró. Neymar, muy bien pateado puso el segundo. Desde ese momento, el conjunto local estuvo mucho más tranquilo y supo manejar el marcador.

Ya en el minuto 90, sin Neymar en el campo (guardado porque le sacaron una tarjeta amarilla), apareció Oscar para marcar un  golazo, llevándose a varios jugadores y pegándole fuerte desde lejos.

De esta manera, la ‘Canarinha’ empezó con todo su Mundial y sueña en grande con el campeonato.