Vivimos años en que lo retro ha recobrado valor. Primero fueron los vinilos y ahora, al parecer, estaríamos a punto de inciar una era de revaloración del cassette. El 2016, por ejemplo, la venta de cassettes creció en 74%.

Aún son ingresos mucho menores que los recaudados por la venta de Discos compactos o de vinilos, un fenómeno impulsado por la búsqueda de calidad en el sonido y por las producciones que ahora se estrenan en ese formato.

Aunque sabemos que el sonido de las cintas no es precisamente el mejor, sí hay todo un sentimiento de nostalgia alrededor de los cassettes. Aquí te recordamos algunas situaciones que solo recuerdan quienes tuvieron la suerte de usarlos.