9 cosas que seguro coleccionaste cuando eras niño

Los noventas fueron años de mucha creatividad. Por esa década muchos productos salían de la mano con coleccionables que seguro recuerdas. Estos son algunos de ellos.

DIGILOCOS - COCA COLA : La colección quizás más sofisticada de todas. Se trataba de miniaturas en plástico duro con tonos transparentes semejantes al cristal. Debías juntar las tapas y canjearlos. | Fuente: Mercado libre
PEGALOCOS - BIMBO: Los pegalocos ya existían antes, pero la marca notó el potencial y sacó versiones de mejor calidad que causaron furor entre los escolares. | Fuente: Mercado libre
MINIATURAS POKÉMON - COSTA: La marca se subió a la ola y lanzó sus propios coleccionables. Se trataba de pequeñas miniaturas de los más populares en colores llamativos.
"ARMA TAZOS" - PEPSICO: Intentaron ser una versión mejorada de los clásicos taps. Estaban diseñados para "volar", pues eran lanzados sobre otro hasta siguiendo la lógica del juego popular. Su complejidad no permitió que tuviese el éxito de los taps más básicos y muchos lo usaban para armar estructuras enormes uniendo uno tras otro.
TAPS DE POKÉMON - CHIPY: Ya habían existido taps previos, pero estos fueron los más exitosos. Se realizaban competencias para ganarle los suyos a tus amigos. Fue tanto su éxito, que se crearon modelos "pirata" bastante más gruesos.
CUCHARAS COLECCIONABLES - CHOCOPUNCH: Una de las golosinas más populares en los años noventa, cuya popularidad continuó después. La marca lanzó muchas series coleccionables de sus cucharas. La más recordada es la de El Chavo del 8.
MINIATURAS DE DRAGON BALL - WINTER'S: 48 diseños que venían incluidos en los chocolates "Dragon Ball Z" de Winter's. Medían cerca de tres centímetros y había en colores oro y plata.
DINOLOCOS - WINTER'S: Una colección con distintos modelos de dinosaurios. Algunas colecciones crecían y otras no. Todas tenían un clásico color transparante amarillento que seguro recuerdas.
TAPS DE HANNAH BARBERA - CHIPY: Apelando a dibujos animados clásicos, la marca intentó posicionarse. El resultado no fue equiparable al éxito que tuvieron los dedicados a animes.

Los noventas fueron años de mucha creatividad. No solo en la música, sino también en la industria de los alimentos. Muchos productos para niños utilizaron sus gustos, más allá de lo alimenticio, para crear artículos deseados que los ayudaran a elevar sus ventas.

Aquí te presentamos 9 coleccionables clásicos de esa década. Si fuiste un niño por esos años, seguro los recordarás con nostalgia.

Ver noticia completa